Siguiendo en nuestra línea de ser una empresa socialmente responsable y de acuerdo con nuestros compromisos adquiridos y nuestra responsabilidad empresarial, desde MyO Company nos hemos adherido al Pacto Mundial.

El Pacto Mundial es una iniciativa propuesta por Naciones Unidas. Su objetivo es conseguir un compromiso voluntario de las entidades en materia de responsabilidad social, por medio de la implantación de de Diez Principios, basados en derechos humanos, laborables, medioambientales y de lucha contra la corrupción.

Esta adhesión supone un esfuerzo en la gestión, con la revisión de las políticas existentes y la introducción de algunas nuevas, que redundarán en que cada día podamos hacer mejor nuestro trabajo y gestionarlo desde un punto de vista socialmente responsable.

Los diez principios son los siguientes:

DERECHOS HUMANOS

 Principio Uno.- Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos Humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente, dentro de su ámbito de influencia.

Principio Dos.- Las empresas deben asegurarse de que sus empresas no son cómplices en la vulneración de los Derechos Humanos.

NORMAS LABORALES

Principio Tres.- Las empresas deben apoyar la libertad de afiliación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva

Principio Cuatro.- Las empresas deben apoyar la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción.

Principio Cinco.- Las empresas deben apoyar la erradicación del trabajo infantil.

Principio Seis.- Las empresas deben apoyar la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la ocupación.

MEDIO AMBIENTE

Principio Siete.- Las empresas deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca el Medio Ambiente.

Principio Ocho.- Las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental

Principio Nueve.-  Las empresas deben favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el Medio Ambiente.

ANTICORRUPCION

Principio Diez.- Las entidades deben trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas extorsión y soborno.