Entradas etiquetadas con financiación de infraestructuras

Proyectos de Participación Público Privada (PPP) para la gestión y financiación de infraestructuras

0

Se acaba de publicar el libro “Proyectos de Participación Público Privada (PPP) para la gestión y financiación de infraestructuras” en la colección SEINOR del Colegio de Caminos, Canales y Puertos.

El libro trata de cumplir dos funciones principales:

A.- Explicar de forma sencilla, clara y amena, un tema amplio, vasto, complejo y bastante desconocido.

B.- Disponer de un manual de referencia para el profesional, el estudiante y para el lector interesado en el tema.

La gestión de las infraestructuras a través de proyectos de Participación Público Privada (PPP) es, a pesar de la gran experiencia que muchos países llevan ya a sus espaldas, una gran desconocida.

La bibliografía existente sobre el tema es escasa y está muy fragmentada; las publicaciones periódicas que van apareciendo contemplan solo aspectos parciales, casi nunca desde un punto de vista empresarial, que es el fundamental, y sobre el que hay que trabajar y gestionar un proyecto de este tipo.

El lector encontrará un texto sencillo en el que, a lo largo de diez capítulos, podrá entender y conocer los múltiples aspectos que deben manejarse para la realización de estos proyectos.

El objetivo del mismo no es otro que el intentar paliar las carencias bibliográficas citadas, poniendo a disposición de profesionales y estudiantes un libro que trata el tema de una manera integral, considerando todos los aspectos implicados en una gestión de este tipo.

Las líneas metodológicas que han guiado la redacción son iguales en todos los capítulos. Se ha puesto especial empeño en utilizar un lenguaje sencillo y en conseguir la mayor claridad expositiva, de modo que se facilite y haga atractiva la lectura. Cada capítulo cuenta con unas referencias bibliográficas específicas y numerosas notas que remiten a información concreta que permite, en cada punto, la consulta o ampliación de lo expuesto.

La estructura básica del libro es la siguiente:

1. Conceptos básicos.

2. Sistemas de Participación Público Privada (PPP) y sus diferentes modalidades.

3. Definición de la estructura de proyecto de Participación Público Privada (PPP)

4. Los riesgos y su gestión.

5. Identificación y gestión de grupos de interés.

6. Implicaciones legales de un proyecto de Participación Público Privada (PPP)

7. El régimen económico-financiero de un sistema de Participación Público Privada (PPP)

8. Estructuración financiera de un proyecto de Participación Público Privada (PPP)

9. Gestión, supervisión y control de proyectos PPP desde el punto de vista de la Administración.

10. Tendencias y evolución futura.

 

 

 

Información y transparencia para la creación de un mercado financiero de infraestructuras

0

Artículo redactado para la revista Tecniberia

El mundo de la ingeniería es un mundo complejo, con multitud de oportunidades, en multitud de campos diferentes. Y hoy, más que nunca, debemos contemplarlo así.

Si  los que operamos en este mundo, nos parásemos a pensar en cuáles son las oportunidades de inversión que existen en él, entendiendo por oportunidades de inversión, al menos, las siguientes clases:

A.- Empresas que necesitan capital, tanto si cotizan en bolsa como si no.

B-. Proyectos de investigación que necesitan financiación.

C.- Proyectos de infraestructuras en cualquiera de sus fases (diseño, construcción, explotación, renovación, reversión, etc.)

Enseguida nos daríamos cuenta de que no conocemos ni siquiera el 10% del total de posibles oportunidades existentes, y no hablo a nivel mundial, sino a nivel local. Y si a nivel local es el 10%, a nivel global, este porcentaje se reduce drásticamente.

Y esto se debe, fundamentalmente, a que no existe una forma fácil y accesible de obtener información sobre el tema. Y no es porque no tengamos herramientas, posibilidades y tecnología. Es más bien porque existe todavía mucha opacidad, muy poca transparencia, que está asociada a un punto de vista propio del sector. Un punto de vista que no contempla todas y cada una de las iniciativas, empresas, proyectos, etc. como un activo financiero, sino como un proyecto de ingeniería.

Ese punto de vista está bien, nos ha traído hasta donde estamos ahora, pero ahora, las necesidades son acuciantes, y figuras y agentes nuevos están introduciéndose en el sector, y cambiando la dinámica. Y ese cambio puede ser muy bueno, si nosotros cambiamos el punto de vista.

Estas figuras y agentes nuevos han entrado en el sector debido al  auge de las Participaciones Público Privadas, y con la indefectible necesidad que va a haber de ellas de aquí hacia delante, su presencia va a ser cada vez más importante, y sus formas de operar obligan a redefinir esquemas, conceptos, y hasta el propio mercado.

Y esto, para los agentes clásicos del sector puede ser muy bueno, si sabemos aprovecharlo.

Ese aprovechamiento comienza por definir, de manera clara, cada empresa, cada proyecto, cada licitación, cada iniciativa, como un activo financiero. Un activo financiero que ofrece una determinada rentabilidad, y un determinado riesgo. Un activo financiero que necesita una determinada financiación.

Si trabajamos para:

a)      Definir y acotar bien la rentabilidad y el riesgo de cada iniciativa.

b)      Definir bien las necesidades de financiación.

c)       E informamos a todo el mercado tanto de lo primero como de lo segundo

Información y transparenciaEn primer lugar, ganaremos mayor conocimiento sobre el proyecto y la iniciativa, y en segundo lugar, estaremos generando mercado, generando conocimiento y generando posibilidades, ganando poder de negociación, ya que, indefectiblemente, si la iniciativa está bien trabajada, y bien informada, a los mayores niveles que conozcamos, estaremos generando y trabajando, para un mercado de inversores mucho mayor.

No es lo mismo llamar a las puertas de los cuatro bancos de siempre, que publicitar, a nivel mundial, que necesitamos financiación de un importe determinado, que ofrece una rentabilidad determinada.

Es cierto que este paso no se puede dar sin más, ya que existen determinadas normativas, y determinadas regulaciones que hay que cumplir, pero si nos fijamos en la fórmula del crowdfunding (http://www.universocrowdfunding.com/) , ¿qué es lo que nos impide aplicarla a cualquiera de nuestros proyectos y de nuestras iniciativas?

Y si aplicando la fórmula del crowdfunding, después lo mejoramos, asegurando la  rentabilidad y financiación que se necesita, ¿de verdad no ganaremos poder de negociación? ¿de verdad no generaremos nuevas oportunidades para nosotros?

Y si no nos quedamos sólo en el nivel individual, sino que poco a poco todo el sector empieza a hacer lo mismo, ¿no se ganará en conocimiento, no se generará incluso ventaja competitiva, no se producirá una nueva forma de entender y de generar negocio?

Porque no es lo mismo que nuestros proyectos estén atados de pies y manos por un endeudamiento insostenible, a que hayamos conseguido inversores que creen en nuestro proyecto, y que hayamos diseñado la inversión de tal manera que sea viable y razonable, tanto para nosotros como para ellos.

Y entre lo primero, y lo segundo, la principal diferencia es información y transparencia. ¿Por qué? Porque dinero hay. Inversores razonables también, que además, se están quedando sin posibilidades de invertir de forma razonable. Solamente hay que encontrar la vía de llegar hasta ellos. Y hoy en día, la mejor vía, es la información y la transparencia.

Y cuando me refiero a información y transparencia, incluyo ahí la introducción de las “pruebas” razonables que hacen que ese activo financiero es de verdad, un activo financiero. Es decir, que el estudio de rentabilidad y riesgo es riguroso, lo suficiente como para que genere confianza y credibilidad a los inversores.

No creo en un sistema de calificación de riesgos, ni en un sistema de acreditaciones, sino en proporcionar la información y la transparencia necesaria, como para que los inversores puedan tomar decisiones estando bien informados. El riesgo es subjetivo, y su percepción también, siempre. Lo que no es subjetivo es la información bien proporcionada y transparente.

Bien, podemos decir, ya hemos definido todo bien como activo financiero. Tenemos la información y somos transparentes, y, ¿ahora qué? Pues ahora, a difundir la información. Bien sea a través de plataformas colectivas parecidas al crowdfunding, bien a través de las redes sociales, bien a través de la realización de fórums especializados donde se reúnen inversores y necesidades, bien a través de cualquier iniciativa que se nos pueda ocurrir para hacer accesible la información. Generando información, se genera mercado. Generando mercado, generaremos más información. Y así, sucesivamente.

Pero, lo importante, ante todo, y antes que nada, es que podemos  cambiar nuestro punto de vista. Cambiemos el punto de vista, y nuestro sector cambiará con él.

“El cambio es ley de vida. Cualquiera que sólo mire al pasado o al presente, se perderá el futuro” John Fitzgerald Kennedy

Ir arriba