Para reflexionar

Frases, entrevistas, vídeos, etc. en general, todo aquél material producido por nosotros, o por otras personas y entidades, que sirven para la reflexión y que nos parecen interesantes

¿Cómo puede construir un profesional su imagen en las redes sociales?

Esta fue la pregunta que nos hicieron los organizadores de la II jornada de redes sociales aplicadas al sector de la carretera, que se celebró el jueves de la semana pasada, en la sede del ESIC de Zaragoza.

La particularidad del foro se encontraba en que se reflexionaba sobre la utilidad de las redes sociales para un sector muy concreto, el sector de la carretera, caracterizado, desde el punto de vista de la comunicación, por ser muy técnico, y muy poco accesible desde las redes sociales.

A lo largo de una mañana, compartimos ideas y reflexiones con distintos profesionales procedentes del mundo digital, del mundo académico, y del mundo de distintas asociaciones del sector de carreteras.

Algunas de las muchas ideas interesantes que se tocaron en la jornada, fueron las siguientes:

1.- Internet modifica el sistema productivo y modifica la forma de adquirir el conocimiento.

2.- Es vital para todas las empresas, y todos los profesionales, estar presentes en las redes sociales e intervenir en la conversación.

3.- Es fundamental que la página web y las redes sociales estén plenamente integradas y coordinadas. En la web deben verse todas las redes sociales en las que esté presente una empresa.

4.- Las redes sociales han cambiado la dinámica del mercado y los interlocutores.

5.- Se puede generar contenido de mucha calidad técnica y llegar a un público amplio, pero no por eso menos selecto.

6.- Las redes sociales son una herramienta, no un fin.

7.- Se habló de la red social Aggregatte, específica para profesionales del mundo de la construcción.

8.- Se habló también de la plataforma Itafec, que permite la retransmisión de eventos vía streaming y posteriormente la descarga de los contenidos de los mismos, así como un plan de comunicación del evento en redes sociales, antes, durante y después del mismo.

9.- Se presentó el concepto de Autor 2.0, un profesional dispuesto a generar archivos multimedia de alto contenido técnico, que desea llegar a un público amplio pero no por eso menos selecto, y que quiere trabajar en las redes sociales.

10.- Pudimos comprobar la efectividad de las acciones que en redes sociales están haciendo tanto la Asociación Española de la Carretera, como la Asociación Técnica de Emulsiones Bituminosas. Destacaríamos el lanzamiento de la campaña en Change del manifiesto para la conservación de las carreteras españolas.

11.- De la misma manera, pudimos comprobar también las ventajas de utilizar las redes sociales por parte de Universidades (Universidad Alfonso X) y Catedráticos (D. Miguel Ángel del Val), cambiando la forma de relacionarse y de influir en sus alumnos.

Redes socialesEn cuanto a la pregunta que nos hicieron, para nosotros son importantes las siguientes cuestiones:

1.- La marca e imagen profesional es ventaja competitiva. No es una cuestión de marketing, sino de estrategia.

2.- La ventaja competitiva se soporta en aquello que somos cada uno en esencia, lo que podemos aportar de valor para el mercado y para nosotros mismos.

3.- Para poder construir una imagen profesional, lo primero que tenemos que tener claro es quiénes somos, qué nos gusta, qué nos apasiona, con qué disfrutamos, cuáles son nuestros talentos.

4.- También tenemos que tener claro qué queremos, ahora, dentro de 5, de 10, de 15 años…y construir la estrategia que nos permita pasar de lo que somos a lo que queremos ser.

5.- Las redes son una herramienta para comunicar nuestra ventaja competitiva. Debemos elegir aquellas redes que mejor se adapten a quiénes somos y al valor que podemos aportar.

6.- El conocimiento es cada vez más accesible, se convierte en una commodity, y una persona se distinguirá no por su conocimiento, sino por lo que sabe hacer con ese conocimiento, con cómo lo comunica, y con cómo cautiva al mercado.

7.- El proceso de construcción de una imagen profesional es un proceso de revolución y de mirada interior, primero, y un proceso de comunicación después.

8.- Si no tenemos esa mirada interior, encontrando aquello que nos hace únicos, no tendremos ventaja competitiva, y nuestra imagen será marketing, y no propuesta de valor.

Dejamos aquí un enlace a la presentación utilizada: Cómo puede construir un profesional su imagen de marca

Diez cuestiones para reflexionar a la hora de emprender…

Artículo redactado para el monográfico de Educaweb de Mujeres Emprendedoras:

Llevo emprendiendo casi toda mi vida, y si tuviera que definir mi perfil de alguna manera, diría que es ése: emprender y asumir riesgos, buscando más la superación del reto y del riesgo, que la obtención de una situación cómoda.

Haciendo una reflexión hacia atrás, y viendo las experiencias vividas desde la distancia, identifico diez cuestiones básicas que quizá puedan servir a alguien que quiere ser emprendedor/a, o que lo es, y que serían las siguientes:

1.- En la mayoría de las ocasiones, es fundamental entender, que el mayor riesgo para tu proyecto, eres tú mismo.

2.- Pregúntate si estás dispuesto a arriesgarlo todo por tu idea, porque la fuerza que emana de ese compromiso es vital para que el proyecto salga adelante.

3.- No te conformes con tu punto de vista sobre el proyecto. Pregunta, pregunta y pregunta, para obtener la mayor cantidad de puntos de vista posibles sobre el mismo. Lo harás mucho más fuerte, y tendrás una buena idea de cómo lo puede recibir el mercado.

4.- Reflexiona mucho, y largamente, sobre si tienes necesidad o no, de tener socios. Esto pasa por identificar el para qué necesitas el socio, o la socia, e identificar si aquello para lo que lo necesitas, lo tienes disponible de otra forma en el mercado. Los socios son otro de los mayores riesgos de un proyecto, sobre todo a corto y medio plazo.

5.- Identifica aquello que no se puede copiar de tu idea. Hoy en día, casi todo es copiable, salvo determinadas cuestiones, que, en general, van asociados a nosotros mismos, y a nuestra forma de entender, comprender, acceder, gestionar y razonar.

6.- No te preocupes por la copia. Aprende a ver cómo aprovechar la copia de tu idea y de tu proyecto para generar ventaja competitiva.

7.- Reflexiona mucho, y también largamente, sobre qué necesidades de verdad tienes en relación con la financiación. ¿Qué quieres financiar exactamente, y para qué?

8.- En el tema de la financiación, identifica las distintas opciones disponibles, y qué te exigen a cambio en cuanto a retorno, plazo, cesión en la capacidad de gestión, y cesión en la capacidad de decisión. Estas dos últimas cuestiones son casi más importantes que las dos primeras, ya que pueden hacer que entre tu proyecto, y la realidad que se cree, haya una distancia infinita.

9.- No te conformes con las opciones disponibles en cuanto a financiación. Reflexiona largamente sobre toda la cadena de valor de tu proyecto, sobre actividades conexas y complementarias que puedan generar caja, identifica grupos de interés que pueden ser favorables para introducir el proyecto a bajo precio, y sobre todo, diseña a partir de todo lo reflexionado tu propio mecanismo de financiación “ad hoc”, ahora hay herramientas y posibilidades para ello.

10.- Una de las mayores dificultades a las que hay que enfrentarse es a la soledad. Las decisiones las tomas tú, en soledad, aunque tengas socios, y aunque tengas colaboradores. Busca mentores, personas que te puedan ayudar a reflexionar sobre tu proyecto, que te muestren caminos y alternativas, que te escuchen. Existen muchas personas con experiencia que pueden ayudarte, y son una de las mejores opciones para lidiar con la soledad.

De todos los puntos mencionados, quisiera hacer un especial hincapié en el primero. Muchas veces nos pasa desapercibido, pero nosotros somos, casi siempre, los mayores riesgos para nuestro propio proyecto.

Nuestro carácter, nuestra formación, nuestras habilidades y nuestra autoimagen, autoestima y seguridad, son fundamentales. Si para un directivo la gestión del ego es obligatoria, para el emprendedor se vuelve absolutamente necesaria. La pregunta fundamental es: ¿quiero que salga adelante el proyecto, aunque sea sin mí? ¿O es el proyecto un vehículo para mi ego?

Que respondamos que sí a la primera pregunta, lo único que indica es que, de verdad, creemos en el proyecto, lo dejaríamos todo por él, y eso indica que estamos en el buen camino, ya que sabremos identificar si nosotros somos un obstáculo para el desarrollo del mismo, o no.

En este punto es fundamental entender que hay una distancia infinita entre nosotros, y nuestro proyecto. Nuestro proyecto tomará personalidad propia, a través de la personalidad jurídica, y desde ese momento, todos nuestros esfuerzos deben estar destinados a respetar, cuidar, poner en valor, y hacer crecer, esa personalidad jurídica. Ese es el compromiso y la responsabilidad que adquiere el emprendedor, y eso es, precisamente, lo que hace que el emprendedor sea, con algunas excepciones, el factor de mayor riesgo para el proyecto.

No somos buenos en todo, ni somos especialistas en todo. Tenemos que tenerlo claro, y tenemos que identificar si lo que estamos haciendo nosotros, hace bien, o no, a esa personalidad jurídica, y caso de no hacerle bien, ser lo suficientemente honestos y buscar otra persona u otra entidad, que sí pueda hacerlo bien. De no hacerlo, el proyecto no saldrá, o saldrá con un mínimo en relación con lo que podría llegar a ser.

¿Estamos todos dispuestos a eso? Ésa es, para mí, la verdadera clave de todo. Si estamos dispuestos, casi todo lo demás, lo podemos conseguir…

 

Reflexiones acerca del modelo económico español y la política industrial en España

En 1919, en un periodo de grave crisis como el actual, los ingenieros españoles convocaron un congreso nacional del que salió un plan completo de reformas para impulsar la reconstitución nacional, que fue presentado al rey Alfonso XIII.

94 años después, los días 13 y 14 de mayo, el Instituto de la Ingeniería de España convocó la Cumbre de la Ingeniería de España. Un foro de debate y reflexión con el objeto de reflexionar sobre la necesidad de cambiar el modelo económico español, potenciando la industria.

España ha pasado en los últimos años de tener un peso industrial en el PIB del 34% a únicamente el 14%. Un descenso muy serio y muy grave, y que nos posiciona muy por debajo de la media europea, un 20%, y a diez puntos de Alemania, con el 25%.

Es necesario, por tanto, identificar medidas que puedan ayudar a cambiar la situación, de tal manera que la industria recupere peso específico, y pueda contribuir a invertir la situación económica actual.

Mesa siete dedicada al emprendimiento en la ingeniería

La Cumbre se dividió en siete mesas sectoriales, cada una de ellas integradas por ponentes que aportaban distintos puntos de vista en el sector al que representaban. Nosotros participamos como ponentes en la mesa siete, dedicada a la ingeniería y al emprendimiento, y estuvimos de oyentes en el resto de ellas.

De todo lo que se habló y se reflexionó, nosotros destacaríamos las siguientes ideas:

1.- Si la industria recuperase un peso en el PIB del 20%, se crearían más de 1 millón de puestos de trabajo.

2.- Las empresas que hacen I+D en España son únicamente 11.000, y de ésas, sólo 4.000 tienen departamento propio de I+D.

3.- El flujo de dinero para I+D va a las grandes empresas, y sin embargo, más del 50% del gasto en I+D proviene de las pymes.

4.- Los valores fríos asociados a la marca España, relativos a innovación, tecnología, patentes, distan mucho de estar en los niveles que serían deseables.

5.- Es fundamental trabajar para poner en valor todo lo que somos y todo lo que tenemos en talento y en capacidad. Hay una diferencia muy grande entre la realidad, y la percepción que tenemos de ella.

6.- El modelo de colaboración público-privada es esencial para conseguir crecimiento en la industria.

7.- Escuchar las necesidades del cliente es vital, y esta escucha debe ser a nivel global, no local, y en todos los sectores.

8.- Es necesario eliminar burocracia, establecer canales directos de financiación al emprendedor, e identificar y parar la burbuja emprendedora.

9.- Lo mejor que puedes hacer por un emprendedor es comprar su producto ó servicio, mentorizarle, y ser su socio estratégico.

10.- Internacionalización, innovación, formación e I+D+I deben ser las claves para el futuro.

Cada mesa debate contaba con un relator, que se encargaba de recoger las reflexiones generadas en ellas, con el objeto de redactar un documento de propuestas que será entregado a los órganos de gobierno para su consideración.

Particularizando un poco en los aspectos que nos había tocado a nosotros exponer, nos gustaría destacar lo siguiente:

1.- En España, el 50% de las personas que emprende no tiene titulación, y del otro 50%, con titulación, sólo el 10% son ingenieros. Esto se debe a una serie de razones, entre las que destacaríamos fundamentalmente, las dificultades y obstáculos que se derivan tanto del entorno y del mercado, como de los propios rasgos del ingeniero emprendedor y de las características de los negocios propiamente industriales.

2.- Destacamos la necesidad de reflexionar sobre qué tipo de negocios se están financiando actualmente, y a quién se le está dando realmente el dinero. ¿Favorecemos proyectos industriales o proyectos financieros?

3.- Es fundamental reflexionar de qué hablamos cuando hablamos de ayudar al emprendedor. El emprendedor necesita vender para crecer y subsistir, por lo que todos los apoyos que se le den, deben ir dirigidos a ese objetivo. Lo demás, puede aliviar algo la cuenta de resultados, o en la mayoría de los casos, lo contrario.

4.- Es necesario reflexionar sobre cómo poner en valor el talento y las ideas, con el objeto de conseguir socios estratégicos. Ejercer nuestra responsabilidad, evitando la posición de queja y de víctima, buscando la manera de salir adelante.

Reflexionando sobre la búsqueda de financiación de un emprendedor

Artículo escrito para la red de expertos Avalon

Uno de los principales caballos de batalla, sino el principal, para un emprendedor, es la obtención de financiación.

Y digo de financiación, y no de financiación de su proyecto, porque ahí ya entramos en materia de once varas. Cuando hablamos de financiación, ¿de qué estamos hablando? ¿y para qué?

Son dos preguntas importantes, porque parece que el “monstruo” de la falta de financiación va a ser uno de nuestros mayores obstáculos, y quizá, ni es tal monstruo, y ni siquiera es un obstáculo.

Contestadas, en una primera vuelta, habría que seguir preguntando, ¿para lo que lo necesito, qué fuentes disponibles de dinero hay? ¿A qué me obligan esas fuentes, qué gano y qué pierdo?

Responder esas dos preguntas siguientes no es baladí. Requiere un esfuerzo grande de reflexión y de análisis, que requiere de nosotros el tener claro una serie de cuestiones fundamentales:

a)      Qué retorno me piden a cambio

b)      En qué plazo

c)       Qué supone para mí en cuanto cesión en la capacidad de gestión

d)      Qué supone para mí en cuanto cesión en la capacidad de decisión

La mayoría de las veces nos fijamos en las dos primeras, y obviamos, a veces porque ni siquiera le damos importancia, las dos segundas, que son fundamentales, y mucho más importantes que las dos primeras.

Imagen1Cada opción actualmente disponible en el mercado, tiene valores diferentes para cada una de las cuatro, y sopesarlas detenidamente, para ver cuál es, al final, el beneficio y el coste de cada opción, tanto para el proyecto, como para nosotros, es un ejercicio obligatorio.

La experiencia indica que, la mayoría de las veces, no hay una opción perfecta, todas tienen inconvenientes, y aquí entonces, propondría lo siguiente: ¿por qué conformarse con las opciones disponibles? ¿por qué no diseñar una para nosotros, “ad hoc”, que pueda ser razonable en términos de beneficio/coste?

Para poder hacer eso, tenemos que pasar a reflexionar sobre el proyecto, punto por punto de la cadena de valor, pensarlo del derecho y del revés, pedir opiniones, verlo desde fuera, desde otras perspectivas, para identificar dónde se puede generar rendimiento de forma fácil y dónde no, qué puntos pueden ser autofinanciados y qué puntos no; qué grupos de interés pueden estar a nuestro favor, y cuáles pueden convertirse en fuentes de financiación; qué actividades conexas y complementarias se pueden desarrollar fácilmente y convertirse también en generadoras de caja, y así sucesivamente.

Hecho este análisis, debiéramos volver al principio, y preguntarnos de nuevo, ¿qué quiero financiar? ¿para qué? ¿qué fuentes disponibles hay? ¿qué me implica el asumir esas fuentes? Y así sucesivamente, hasta llegar a tener meridianamente claro cuáles son los límites de generación de caja de nuestro proyecto, nuestras verdaderas necesidades, los compromisos que somos capaces de aceptar en base a eso, y nuestros límites en cuanto cesión de gestión y de decisión.

Existe dinero disponible para invertir, y existen los buenos proyectos en los que invertir. Y existen ya, casi infinitas formas de poder llevar a cabo esas inversiones. Lo que se necesita, para que de verdad se lleven a cabo, es recorrer la distancia existente entre un punto y otro, y muchas veces, esa distancia se diluye, diseñando un mecanismo “ad hoc”. Quizá antes, era más difícil, pero ahora, cada vez está en nuestra mano, poder acceder a inversores en cualquier parte del mundo, si hemos hecho, y bien, nuestros deberes. Inversores, además, que no piden un retorno demasiado elevado, y no piden que cedamos gestión, ni que cedamos decisión. No dejemos que nos asuste el “monstruo” de la financiación. Es sólo un mito, ¿o no?

Los muros existen por alguna razón; no están para dejarnos afuera, sino para darnos la oportunidad de mostrar hasta qué punto deseamos algo. Están para detener a los que no lo desean lo suficiente. R. Pausch

Una reflexión sobre la formación y la educación

Queremos compartir aquí una breve reflexión sobre la formación y la educación, de Auguste Cury, que nos ha gustado mucho por su claridad y por lo acertada que es, a nuestro modo de ver:

e410d7129080b668ed4a8d06c3e376e2

Story of a Musician – from Kingdom of Joy, Tales from RUMI. Fuente: Pinterest, tablero de Fátima Zahra Hassan

“Educar es ser un artesano de la personalidad, un poeta de la inteligencia, un sembrador de ideas”

La formación y la educación, para nosotros, debe ser una herramienta que ayude a la persona que estás formando ó educando, a tener un punto de vista propio, desde donde construir y hacer crecer su personalidad e inteligencia.

Información y transparencia para la creación de un mercado financiero de infraestructuras

Artículo redactado para la revista Tecniberia

El mundo de la ingeniería es un mundo complejo, con multitud de oportunidades, en multitud de campos diferentes. Y hoy, más que nunca, debemos contemplarlo así.

Si  los que operamos en este mundo, nos parásemos a pensar en cuáles son las oportunidades de inversión que existen en él, entendiendo por oportunidades de inversión, al menos, las siguientes clases:

A.- Empresas que necesitan capital, tanto si cotizan en bolsa como si no.

B-. Proyectos de investigación que necesitan financiación.

C.- Proyectos de infraestructuras en cualquiera de sus fases (diseño, construcción, explotación, renovación, reversión, etc.)

Enseguida nos daríamos cuenta de que no conocemos ni siquiera el 10% del total de posibles oportunidades existentes, y no hablo a nivel mundial, sino a nivel local. Y si a nivel local es el 10%, a nivel global, este porcentaje se reduce drásticamente.

Y esto se debe, fundamentalmente, a que no existe una forma fácil y accesible de obtener información sobre el tema. Y no es porque no tengamos herramientas, posibilidades y tecnología. Es más bien porque existe todavía mucha opacidad, muy poca transparencia, que está asociada a un punto de vista propio del sector. Un punto de vista que no contempla todas y cada una de las iniciativas, empresas, proyectos, etc. como un activo financiero, sino como un proyecto de ingeniería.

Ese punto de vista está bien, nos ha traído hasta donde estamos ahora, pero ahora, las necesidades son acuciantes, y figuras y agentes nuevos están introduciéndose en el sector, y cambiando la dinámica. Y ese cambio puede ser muy bueno, si nosotros cambiamos el punto de vista.

Estas figuras y agentes nuevos han entrado en el sector debido al  auge de las Participaciones Público Privadas, y con la indefectible necesidad que va a haber de ellas de aquí hacia delante, su presencia va a ser cada vez más importante, y sus formas de operar obligan a redefinir esquemas, conceptos, y hasta el propio mercado.

Y esto, para los agentes clásicos del sector puede ser muy bueno, si sabemos aprovecharlo.

Ese aprovechamiento comienza por definir, de manera clara, cada empresa, cada proyecto, cada licitación, cada iniciativa, como un activo financiero. Un activo financiero que ofrece una determinada rentabilidad, y un determinado riesgo. Un activo financiero que necesita una determinada financiación.

Si trabajamos para:

a)      Definir y acotar bien la rentabilidad y el riesgo de cada iniciativa.

b)      Definir bien las necesidades de financiación.

c)       E informamos a todo el mercado tanto de lo primero como de lo segundo

Información y transparenciaEn primer lugar, ganaremos mayor conocimiento sobre el proyecto y la iniciativa, y en segundo lugar, estaremos generando mercado, generando conocimiento y generando posibilidades, ganando poder de negociación, ya que, indefectiblemente, si la iniciativa está bien trabajada, y bien informada, a los mayores niveles que conozcamos, estaremos generando y trabajando, para un mercado de inversores mucho mayor.

No es lo mismo llamar a las puertas de los cuatro bancos de siempre, que publicitar, a nivel mundial, que necesitamos financiación de un importe determinado, que ofrece una rentabilidad determinada.

Es cierto que este paso no se puede dar sin más, ya que existen determinadas normativas, y determinadas regulaciones que hay que cumplir, pero si nos fijamos en la fórmula del crowdfunding (http://www.universocrowdfunding.com/) , ¿qué es lo que nos impide aplicarla a cualquiera de nuestros proyectos y de nuestras iniciativas?

Y si aplicando la fórmula del crowdfunding, después lo mejoramos, asegurando la  rentabilidad y financiación que se necesita, ¿de verdad no ganaremos poder de negociación? ¿de verdad no generaremos nuevas oportunidades para nosotros?

Y si no nos quedamos sólo en el nivel individual, sino que poco a poco todo el sector empieza a hacer lo mismo, ¿no se ganará en conocimiento, no se generará incluso ventaja competitiva, no se producirá una nueva forma de entender y de generar negocio?

Porque no es lo mismo que nuestros proyectos estén atados de pies y manos por un endeudamiento insostenible, a que hayamos conseguido inversores que creen en nuestro proyecto, y que hayamos diseñado la inversión de tal manera que sea viable y razonable, tanto para nosotros como para ellos.

Y entre lo primero, y lo segundo, la principal diferencia es información y transparencia. ¿Por qué? Porque dinero hay. Inversores razonables también, que además, se están quedando sin posibilidades de invertir de forma razonable. Solamente hay que encontrar la vía de llegar hasta ellos. Y hoy en día, la mejor vía, es la información y la transparencia.

Y cuando me refiero a información y transparencia, incluyo ahí la introducción de las “pruebas” razonables que hacen que ese activo financiero es de verdad, un activo financiero. Es decir, que el estudio de rentabilidad y riesgo es riguroso, lo suficiente como para que genere confianza y credibilidad a los inversores.

No creo en un sistema de calificación de riesgos, ni en un sistema de acreditaciones, sino en proporcionar la información y la transparencia necesaria, como para que los inversores puedan tomar decisiones estando bien informados. El riesgo es subjetivo, y su percepción también, siempre. Lo que no es subjetivo es la información bien proporcionada y transparente.

Bien, podemos decir, ya hemos definido todo bien como activo financiero. Tenemos la información y somos transparentes, y, ¿ahora qué? Pues ahora, a difundir la información. Bien sea a través de plataformas colectivas parecidas al crowdfunding, bien a través de las redes sociales, bien a través de la realización de fórums especializados donde se reúnen inversores y necesidades, bien a través de cualquier iniciativa que se nos pueda ocurrir para hacer accesible la información. Generando información, se genera mercado. Generando mercado, generaremos más información. Y así, sucesivamente.

Pero, lo importante, ante todo, y antes que nada, es que podemos  cambiar nuestro punto de vista. Cambiemos el punto de vista, y nuestro sector cambiará con él.

“El cambio es ley de vida. Cualquiera que sólo mire al pasado o al presente, se perderá el futuro” John Fitzgerald Kennedy

A vueltas con la escucha…

Artículo redactado para el portal de difusión del conocimiento Qué Aprendemos hoy. El título original es “Escuchar con el cuerpo” y en él se propone una reflexión sobre los códigos culturales de escucha, y las posibilidades que tenemos de potenciar nuestra escucha, si nos atrevemos a probar el dar un paso más allá de esos códigos culturales.

La escucha, la buena escucha, es uno de los principales caballos de batalla de todas las personas. Escuchamos muy poco, tanto a nosotros mismos, como a los demás. Y sin embargo, es uno de los pilares que sustentan la construcción y mantenimiento de las buenas relaciones.

En nuestra cultura, se dice que para escuchar a alguien, debes mirarle a los ojos, debes estar atento a la otra persona, no haciendo nada más, salvo prestar atención, y que el otro vea que estás para él. Hasta tal punto llega este “deber” estar atento, que hay muchas personas que consideran poco respetuoso a alguien con quien están manteniendo una conversación, mientras está haciendo algo, aparentemente, sin estar centrado en su interlocutor.

Buda meditando

Sin embargo, si estuviéramos inmersos en otras culturas, es precisamente este “deber” de nuestra cultura, la que es ofensiva. Es decir, se considera una ofensa mirar a los ojos de alguien que está hablando. Es una muestra de respeto hacia tu interlocutor, el no hacerlo.

Creo que todos, en algún momento, y quizá muy especialmente cuando asistimos a clases o conferencias, adoptamos la pose de estar atentos, pero en realidad, estamos muy lejos de nuestro interlocutor,  e incluso muy lejos de nosotros mismos, desconectados del todo, ya que no nos interesa nada lo que nos están contando. Y sin embargo, por código cultural de respeto, aparentamos estar interesados.

¿Alguno de vosotros ha probado a romper ese código cultural? ¿Alguno de vosotros ha escuchado, de verdad, a alguien, mientras estaba haciendo otra cosa? La realidad es que la gran mayoría de nosotros, escuchamos mejor si no estamos, aparentemente”, prestando atención a nuestro interlocutor.

Todos nosotros escuchamos con el cuerpo, ya que el sonido se transmite,  la piel recibe,  los músculos, y los huesos también. En realidad, nuestro instrumento para escuchar no son solo los oídos, ni nuestra atención, sino todo nuestro cuerpo.

Intentadlo. Pedidle a alguien que os hable, mientras vosotros estáis sin mirar; concentraos en la sensación que se recibe al poner todo vuestro cuerpo a disposición de la escucha. Probad estando quietos, y probad estando en movimiento. ¿Podéis ver la diferencia? Es más, ¿cuántos de nosotros estamos simplemente mirando en un concierto? Estamos en movimiento, nos movemos, saltamos, bailamos, y estamos 100% presentes en la escucha, hasta tal punto que tardamos días en olvidarnos de las sensaciones, las letras, las emociones…y si no se permite el movimiento, ¿cuántos de nosotros cerramos los ojos, yendo en contra del código cultural?

Con esto no quiero decir que rompamos los códigos culturales. Con esto quiero animaros a experimentar, a probar vuestro cuerpo, entero, como instrumento de escucha. Un instrumento de escucha, externa, e interna, sobre todo interna.

En un artículo anterior, hablaba de la escucha interna y de la escucha externa. La escucha interna es vital para poder escuchar de verdad, al que nos habla, ya que todo lo que nos dicen, provoca reacciones en nosotros. Escuchar internamente significa ser consciente, plenamente consciente, de esas reacciones.

Sólo siendo plenamente consciente de esas reacciones, podemos dialogar con nuestro interlocutor. Y para poder ser plenamente conscientes de esas reacciones, tenemos que escuchar nuestro cuerpo. Porque nuestro cuerpo reacciona. Reacciona nuestra piel. Reaccionan nuestros músculos (nos relajamos, nos ponemos tensos). Reaccionan nuestros huesos (nos ponemos en guardia, cambiamos la postura).

Poder escuchar bien, significa estar atentos a los cambios en nuestra piel, en nuestros músculos, en nuestros huesos. Estar atentos a nuestros pensamientos, y a los sentimientos que se despiertan. Ser capaz de observarlos y de gestionarlos, para poder responder a nuestro interlocutor, de forma asertiva, y precisa.

Lo sé. Parece muy complicado. Pero eso es, precisamente, lo que lo hace tan apasionante. Pasito a pasito, dándose cuenta, poco a poco.

¿Os animáis a probar?

Aquello que no se puede copiar…

Artículo escrito para el blog de Avalon, la red de expertos

Hoy en día casi todo se puede copiar. Esto es algo que hay que tener muy presente, de cara a todo aquello que presentemos como nuestra propuesta de valor al mercado.

Habrá muchas veces en las que, nuestras ideas, buenas, serán copiadas por empresas más grandes, más rodadas, más introducidas en el mercado, con mayores facilidades para introducir algo novedoso en el mismo.

¿Cómo protegerse de eso?

Muchos emprendedores no cuentan sus ideas, no van a reuniones de networking, no escriben artículos ni publican blogs, no hacen marketing en las redes sociales. Todo, de cara a que no se copien sus ideas. Y desde mi punto de vista, una mala opción, ya que hoy en día, estas herramientas son casi imprescindibles.

Otros emprendedores comienzan procesos de obtención de patentes, de registro de ideas, de proyectos. Esto tampoco es ni bueno ni malo. Recomendable y obligatorio en algunos casos, y menos recomendable y no obligatorio en otros.

549218_10151264368341507_14932804_nDesde mi punto de vista, lo que sí debe ser obligatorio para un emprendedor es preguntarse qué es lo que nadie le puede copiar. Porque he dicho que se puede copiar casi todo, no todo.

Creo que es una pregunta imprescindible, sumamente necesaria para poder enfrentarse al reto de proponer valor al mercado, y descubrir seis meses más tarde, que empresas consolidadas han asumido esa propuesta de valor, y el mercado se la compra.

Junto con esa pregunta imprescindible, va unida otra. ¿Qué me pasa a mí y a mi propuesta de valor, cuando ésta se copia?

Desde las respuestas a estas preguntas, debe, desde mi punto de vista, trazarse la estrategia de llegada al mercado, porque ya descuentas que te van a copiar, todo aquello que es copiable.

¿Y qué es eso que no es copiable? Depende en cada caso, pero hay algo que nunca falla: cómo hacemos nosotros las cosas, cómo generamos las ideas, cómo negociamos, cómo, personalmente, llegamos al mercado. Nosotros, como personas, con una forma propia
de hacer, no somos copiables. Se pueden copiar las ideas, pero no se pueden copiar las personas.

Así que, reflexionemos, ¿qué es aquello de nosotros que es genuino, singular, único, e irrepetible? Sobre esto, en mi opinión, reside el primer pilar de nuestra verdadera ventaja competitiva, como emprendedores.

El segundo pilar reside en cómo hacer de la copia por el mercado, una ventaja competitiva, y hay mil formas de hacerlo: dejando que te copien, identificando los mensajes claves, dejando que se genere mercado, por otros, un mercado que a nosotros nos costaría generar mucho tiempo y dinero; observando las dificultades que se encuentran, observando las estrategias; utilizando a los que copian como elemento con el que competir (ya se sabe que una de las mejores herramientas que te ayuda a definirte, es un “enemigo”), etc. etc. etc.

No pensemos, como emprendedores, desde mi punto de vista, que no nos podemos permitir que nos copien, y por ello dejemos de participar en actividades que son sumamente necesarias a día de hoy, como el networking o las redes sociales. Pensemos, más bien, cómo generar ventaja competitiva, partiendo de la base de que nos van a copiar…y queremos que nos copien…hasta donde se puede…¿o no?

El movimiento como herramienta de desarrollo personal y profesional (I)

Artículo redactado para el portal de difusión del conocimiento Qué Aprendemos Hoy

Dicen que en el cuerpo está todo. Está contenida nuestra historia, nuestras emociones, nuestra propia conciencia . Nuestro cuerpo asume todo aquello que nosotros no queremos ver. Y también todo aquello que hemos visto o interpretado.

Por tanto, mover el cuerpo es movernos a nosotros mismos, agitar nuestra historia, nuestra conciencia del yo. Es trabajar sobre aquello que no queremos ver, sobre nuestras emociones.

Diría que da igual cómo lo movamos, el caso es moverlo. Sólo haciendo deporte, sólo andando, sólo corriendo, ya nos movilizamos, ya nos permitimos el avance, la evolución. De alguna manera, entramos en flujo, se mueven pensamientos y emociones, se nos ocurren soluciones y nuevas ideas.

Entre ese punto de partida, el movernos por deporte, hasta el punto de movernos con una determinada conciencia y una determinada apertura, hay un mundo de posibilidades enormes; y todas ellas, nos facilitan el camino hacia un mayor desarrollo personal, y por ende, profesional.

MovimientoHay muchas clases y tipologías de movimiento, lo que tenemos que tener claro es, que lo primero que tenemos que trabajar radica en convertirnos en observadores de nosotros mismos, sin juicio, permitiéndonos las emociones y los pensamientos que salgan, da igual lo aparentemente alejados que estén de nosotros, o que incluso nos den miedo. Da igual, no pasa nada. Pasan, si no los enjuiciamos, sin más.

Lo segundo que tenemos que tener claro es que el movimiento es una herramienta que nos permite ser exploradores de nosotros mismos, descubriendo facetas nuestras que a priori pueden parecernos insospechadas, liberar emociones que quizás, nunca nos hemos permitido, y atravesar de alguna manera, heridas profundas, que serían de difícil solución de otra manera.

Yendo con la conciencia de ser observadores y exploradores de nosotros mismos, es casi indiferente el tipo de movimiento al que decidamos acogernos. Posibilidades las hay, casi infinitas. Por destacar algunas, derivadas de mi propia experiencia, señalaría las siguientes:

A.- Movimiento expresivo sistema Río Abierto.- Creado por María Adela Palcos, hace 45 años. Se combinan la música, el movimiento, la expresión corporal, el masaje, la voz, la dramatización, la pintura y la meditación, con el objeto de facilitar una mayor libertad en el movimiento, el respeto hacia ello y la integración de esa libertad en nuestra vida diaria.

B.- Movimiento auténtico.- Creado por Mary S. Whitehouse, necesita de un testigo externo, ante el cual nos mostramos en nuestro movimiento, dejando que nazca desde el estar a ciegas y la escucha a nuestro cuerpo y a nuestros impulsos, permitiéndonos lo que salga, sin juicio, sin límites, sin rechazo.

C.- 5 ritmos.- Creado por Grabielle Roth; se basa en el movimiento libre de nuestro cuerpo, a través de una secuencia pautada de músicas, a la que se llama ola, y que representan los 5 ritmos vitales: fluido, staccato, caos, lírico y quietud. Cada persona pertenece a uno de estos ritmos, y le cuestan otros. Moviéndonos descubrimos el ritmo que somos, y los que nos cuestan, se liberan emociones, y vamos conectándonos con nuestra esencia más profunda, hacia lo que Roth denomina el éxtasis, que no es otra cosa que el estar profundamente conectados con el latido de la vida.

D.- Danza africana y afrobrasileña.-La danza africana y la danza afrobrasileña trabajan los cuatro elementos: tierra, aire, fuego y agua, a través de un movimiento corporal fuerte y espontáneo. Al igual que sucede con los 5 ritmos, cada persona está cómoda en uno de los elementos, incomodándole los demás, más o menos. Esta danza permite el descubrimiento del elemento al que pertenecemos, y el trabajo de los demás. Tanto el descubrimiento del ritmo que somos y del elemento al que pertenecemos, proporcionan claves importantes para entendernos a nosotros mismos, y entender a los demás.

E.- Contact improvisation.-Surge de la mano de Steve Paxton. Aunque es una forma de danza, que puede llegar a ser muy técnica e incluso acrobática, hay posibilidad de acercarse a ella desde otro lado, concentrándonos en nuestra percepción interna, y en lo que nos pasa en el contacto con el otro, cómo somos, de qué forma nos acercamos, qué permitimos y qué no permitimos, en el contacto con el otro y con los otros. Es una forma de movimiento que exige el contacto y la relación con los otros, de igual a igual.

Existen infinidad de posibilidades más, que trataré en el siguiente artículo. Mientras tanto, os animo a moveros, y a descubrir qué ritmo y a qué elemento pertenecéis. Yo soy caos; y soy agua, y ¿vosotros?

Red de Mentores de la Demarcación de Madrid del Colegio de Caminos, Canales y Puertos

La Demarcación de Madrid del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, pone en marcha la primera Red de Mentores para sus ingenieros colegiados.

Las redes de mentores empiezan a ser conocidas ya en España, en distintos campos, y bajo esa luz, y teniendo en cuenta la actual situación económica, se considera que puede ser una iniciativa que ayude y que proporcione apoyo a  distintos colectivos del sector ingenieros de caminos.

LOGO_1_400_200El  público objetivo de la Red son los ingenieros de caminos colegiados, que reúnan una de estas tres características:

a) Están en un punto de inflexión de su carrera profesional.
b) Tienen una idea de negocio que llevar a la práctica.
c) Tienen un emprendimiento de reciente constitución.

De momento la red se encuentra en fase piloto, por lo que se pondrá en marcha con 15 mentores y 15 mentorizados. Una vez pasada la fase piloto, se extraerán conclusiones de cara al planteamiento de las sucesivas fases de este proyecto.

Se contará con mentores de más de 15 años de experiencia, y profesionales de distintos sectores, ya que se considera que es fundamental la apertura de los puntos de vista, para poder adaptarnos a un mundo económico globalizado.

La página web de la Red es www.mentoringycaminos.com

La iniciativa es también apoyada por la Asociación Emprende Caminos, asociación formada por emprendedores y profesionales libres, que aglutina a su alrededor a personas interesadas en el emprendimiento, y vinculadas de alguna manera a la ingeniería de caminos.

La Red tiene abierta la convocatoria, hasta el día 5 de abril, para recibir solicitudes, tanto para ser mentor, como para poder tener un mentor.

Con las solicitudes recibidas se reunirá un Comité de Selección y se elegirán hasta un máximo de 15 mentores y 15 propuestas de mentorización, que son los que constituirán la prueba piloto.

Son éstos, tiempos de emprendimiento, de colaboración y de apoyo, y esta red, al igual que el resto de redes que empiezan a surgir en España, son herramientas interesantes y ayudas importantes, para todos aquellos que estamos navegando en estas aguas turbulentas que son los tiempos actuales.

Ir arriba