Ayer participamos en una videoconferencia on-line en la sede de Structuralia. El objetivo era hablar sobre financiación de proyectos PPP, en concreto, dar una serie de ideas generales, que sirvieran de barniz para aquellas personas que no tienen mucha relación con este ámbito de conocimiento concreto.

Aprovechamos también para mencionar algunos proyectos PPP curiosos, ya que se suelen asociar estos proyectos, a proyectos de infraestructuras de transporte, cuando lo que pasa en la realidad, es que hay miles de proyectos PPP en el mundo que no tienen nada que ver con transporte.

Imagen1Como resumen de lo que mencionamos ayer, exponemos los siguientes diez puntos:

1.-  Se presentaron proyectos de infraestructuras sociales realizados en formato PPP en distintas partes del mundo:

1.1.- La Ciudad de la Educación de Bután.

1.2.- La estación de autobuses de Ávila.

1.3.- El aeropuerto Queen Alia en Jordania.

1.4.- El centro de convenciones de Potosí en México.

1.5.- El hospital Inkosi Albert en Sudáfrica.

1.6.- El lodge de la comunidad de Covane en Mozambique.

1.7.- La reserva natural de Daan Viljoen en Namibia.

1.8.- La ciudad de la justicia de Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat: http://www.ciutatdelajusticia.com/

1.9.- El Parque de Valdebebas, en Madrid. Financiación estructurada: http://www.valdebebas.es/

2.- Se explicó  en qué consiste un modelo financiero para un proyecto PPP: básicamente es una hoja de cálculo que se corresponde con el plan de negocio asociado al proyecto. Este plan de negocio se formula para todos y cada uno de los años de vida del proyecto, y su formulación básica debe incluir la cuenta de resultados, el balance de situación y el flujo de caja.

3.- El objetivo a la hora de construir un modelo financiero es encontrar la estructura de financiación adecuada que puede soportar el proyecto. Este soporte se traduce en que el proyecto debe arrojar una TIR de accionista suficientemente atractiva para la iniciativa privada, al mismo tiempo que es capaz de pagar los gastos financieros y la deuda adquirida para la realización del proyecto.

4.- Aparte de formular los estados financieros básicos, el modelo financiero debe contar con una serie de hipótesis, que se pueden clasificar en: hipótesis temporales, financieras, macroeconómicas, de funcionamiento, y técnicas.

5.- También es necesario formular análisis de sensibilidad en el modelo para ver si el proyecto PPP es robusto o no. Que un proyecto sea robusto quiere decir que, alteraciones poco significativas de las variables claves del mismo (típicamente ingresos, gastos, tipo de interés, inflación, e inversión) no conllevan alteraciones significativas de la TIR del accionista, ni de los plazos y cuotas del pago de la deuda.

6.- Es importante tener claro cuál es el mecanismo de remuneración del accionista, o lo que es lo mismo, cómo se reparten los dividendos. Es obligado en este aspecto seguir la legislación vigente y el contrato de financiación. En España, la legislación vigente para este tema es la Ley de Sociedades de Capital.

7.- Una vez construido el modelo financiero, éste nos sirve, entre otras cosas, para:

7.1.- Herramienta de análisis de lo interesante o poco interesante que es el proyecto.

7.2.- Para diseñar la estrategia de licitación.

7.3.- Para estructurar la operación financiera. Es el objetivo básico, como hemos mencionado anteriormente.

7.4.- Para saber qué tipo de proyecto vamos a tener que gestionar.

7.5.- Como base para el cuadro de mandos de la empresa gestora del proyecto.

7.6.- Es un documento contractual. Fija el régimen económico-financiero del contrato asociado al proyecto PPP.

8.- Como suele ocurrir con todo modelo, es importante el uso del sentido común. El papel lo aguanta todo. La realidad no.

9.- El parámetro básico que necesita un proyecto PPP para poder financiarse es caja. Ni ingresos, ni gastos. Caja. Caja en cantidad suficiente, estable, y creciente en el tiempo. Sin eso, no hay posibilidad de estructurar una financiación razonable y que haga viable el proyecto.

10.- Para que exista caja suficiente, estable y creciente, es obligado dedicar tiempo y esfuerzos a conseguir una buena estructura de proyecto. Hay que ver si es necesario, si es razonable hacerlo en formato PPP, y si se es capaz de diseñar las condiciones contractuales adecuadas que hagan posible la existencia de esa caja. Sin eso, el proyecto PPP no existe. Y si se realiza, será un proyecto abocado al fracaso.

Dejamos aquí en enlace a la presentación utilizada: Videoconferencia modelos de financiación PPP